jueves, 20 de marzo de 2014

Rilke

Amo de mi ser la cosas oscuras,
en las cuales se ahondan mis sentidos;
en ellas, tal como en añejas cartas,
hallé mi vida diaria ya vivida,
superada, hecha lejana leyenda.

De ellas sé que tengo espacio para una
segunda vida, anchurosa y sin tiempo.
Y a veces soy como el árbol que adulto
y rumoroso, encima de una tumba,
cumple el sueño que el muchacho, ya sido,
(por el que se entran sus raíces cálidas)
perdió en melancolías y canciones.

RAINER MARÍA RILKE

4 comentarios:

  1. Uno se queda sin argumentos, palabras ni nada. Llega Rilke.

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía, gracias por mostrarmelo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Nunca había leído nada de Rilke. Impresionante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar